En este momento estás viendo Ventajas y desventajas de los implantes de carga inmediata

Ventajas y desventajas de los implantes de carga inmediata

La pérdida de dientes siempre será una experiencia angustiosa. Es que adicionalmente a los problemas en la salud bucal, también existe una carga emocional tremenda. Para aliviar esto, existe lo que se conoce como implantes de carga inmediata.

La carga inmediata de un implante dental se ha convertido en una opción factible de tratamiento, particularmente por los beneficios estéticos y psicosociales para el paciente. 

Sigue leyendo y conoce las Ventajas y desventajas de los implantes de carga inmediata…

¿Qué son los implantes de carga inmediata?

Los implantes de carga inmediata son aquellos que se ponen inmediatamente después de la extracción del diente y se realizan en la misma sesión.

Este procedimiento suele ser ideal para ayudar al contorno de los tejidos blandos, ofreciendo una restauración provisional de gran alivio emocional para el paciente. 

La pérdida de dientes puede provocar discapacidades tanto funcionales como emocionales, y por ende la masticación de alimentos y el habla fluida pueden verse afectados. 

Sumado a eso, hay un aspecto emocional que no se puede descuidar. Por eso, los implantes de carga inmediata pueden resolver este aspecto, dejando al paciente satisfecho desde el mismo primer día de la intervención.

Debemos acotar que, el implante de carga inmediata, se realiza con una prótesis genérica adaptada a la fisonomía de la boca del paciente. 

Esta prótesis cumplirá su propósito mientras se prepara la prótesis permanente, diseñada de forma única para el paciente.

Ventajas de los implantes de carga inmediata

  • Es un excelente método para desarrollar y restaurar el tejido blando del sitio.
  • Proporciona un tiempo prudencial necesario para la fabricación eficiente del implante final.
  • Ahorra tiempo de duración hasta la prótesis
  • Más aceptable para los pacientes en comparación a las prótesis removibles.
  • Rehabilitación funcional y estética inmediata del paciente.
  • Omite la cirugía de segunda etapa.
  • Las papilas adyacentes se conservan correctamente, lo que contribuye al resultado estético final.

Desventajas de los implantes de carga inmediata

  • Moretones temporales de la piel y las encías.
  • Hinchazón en las encías.
  • Dolor e incomodidad durante unos días.
  • Sangrado menor durante 1 o 2 días.

Aspectos a a considerar antes de decidirse por los implantes de carga inmediata

También debes saber que los implantes de carga inmediata pueden fallar en algunos casos. Es que las condiciones preexistentes y la falta de atención provocan este fracaso. 

Entre estas condiciones, podemos nombrar las siguientes:

  • Cuando el hueso no se fusiona con el implante, se afloja y experimenta otros problemas. 
  • Los pacientes que fuman, tienen osteoporosis no tratada, diabetes no controlada o beben mucho alcohol tienen más probabilidades de que el implante de carga inmediata se pierda.
  • La fractura del implante se produce cuando se ejerce una tensión y una presión indebidas sobre el implante. El implante tiene que ser retirado por completo y se coloca uno nuevo después de unos meses. 
  • La fractura ocurre si el paciente tiene un hábito severo de rechinar o apretar los dientes. Puede ocurrir si el implante se coloca en el lugar equivocado.

La estabilidad en los implantes de carga inmediata

El factor más significativo para la carga de un implante dental con una prótesis y su posterior éxito es la estabilidad. 

En los implantes de carga inmediata existe una pared alveolar personalizada, que permite lograr un excelente equilibrio inicial. 

Para conseguir una buena estabilidad inicial, se eligen implantes 2 mm más grandes que la longitud del alveolo y se realiza una preparación adicional de 2 mm más allá del alveolo, con fresada inicial seguido de fresado secuencial. 

Por lo tanto, la estabilidad inicial alcanzada se debe principalmente al contacto de la interfaz implante dental-hueso. 

Además, la selección del contorno del cuerpo del implante, es muy importante para lograr una excelente estabilidad inicial. Por eso, los implantes deben tener al menos 10 mm de largo. 

Este número se ha concluido empíricamente en numerosos experimentos, siendo una longitud limitada del implante necesaria, para así impartir una estabilidad primaria adecuada en presencia de otros factores.